Necesidades electorales

Los residentes de Pennsylvania tienen muchas necesidades electorales únicas. Seleccione de la lista de arriba la situación que más se asemeje a la suya.

​​

​Elecciones presidenciales

La Constitución de los Estados Unidos establece que debe haber Elecciones Presidenciales una vez cada cuatro años; sin embargo, el proceso de las Elecciones Presidenciales comienza mucho antes del Día de las Elecciones. Por lo menos un año antes, los candidatos comienzan a recaudar fondos y a hacer campaña para la designación de la candidatura presidencial. La persona designada por cada partido es el candidato que al final obtuvo la mayoría de delegados de la convención, de acuerdo con la votación de las elecciones primarias estatales. Cada Partido anuncia a su candidato presidencial en la Convención Nacional del Partido. 

Las elecciones presidenciales se llevan a cabo cada cuatro años, el primer martes después del primer lunes de noviembre. 

El Colegio Electoral 

El Colegio Electoral es un grupo de ciudadanos (conocido como electores) designado por cada Estado para emitir votos para el Presidente y el Vicepresidente de los Estados Unidos, en nombre de los ciudadanos del estado. Fue creado para garantizar que cada estado tuviese una función en la elección del Presidente. Cuando éste grupo de ciudadanos emite su voto para Presidente, en realidad le está diciendo a los votantes presidenciales que son miembros del Colegio Electoral de su Estado, que voten a favor de ese candidato. En una Elección Presidencial, el Presidente es elegido por el Colegio Electoral y no por el voto popular. Sin embargo, su voto ayuda a decidir cuál candidato recibirá los votos electorales de su Estado. 

Cada Estado recibe el número de votos electorales correspondiente al mismo número de miembros que tiene en el Congreso. Hay un total de 538 votos en el Colegio Electoral y un candidato debe ganar una mayoría de 270 votos para ganar la elección. El Estado de Pennsylvania tiene 20 votos electorales. La mayoría de los Estados tienen un sistema en el que el ganador se lleva todo, lo que significa que todos los votos electorales del Estado están comprometidos con la persona que ganó el voto popular de dicho Estado.​​